crecer…

“Cada vez que te sientas extraviada o confusa, piensa en los árboles, recuerda su manera de crecer. Un árbol de gran copa y pocas raíces es derribado por la primera ráfaga de viento, en tanto que uno con muchas raíces y poca copa, a duras penas deja circular la savia.

Raíces y copa han de crecer de la misma medida, has de estar en las cosas y sobre ellas, sólo así al llegar la estación apropiada, podrás cubrirte de flores y frutos. Y luego, cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar, siéntate y aguarda.

Respira con la confiada profundidad que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga, aguarda y aguarda más aún. Quédate quieta, en silencio y escucha tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve”

Susana Tamaro


Anuncios

extraña fidelidad…

Cuando estoy a punto de terminar esta rápida y digerible semana, quisiera contarles otra de esas historias incomprensibles que llenan el mundo, y que por segunda vez me han puesto a pesar seriamente en esa idea, invento, mito o gran verdad llamada: Fidelidad…

Ayer pude conversar con un buen amigo, esos de aspecto cómodo y amable que denotan mucha confianza y calidez, lo que hace posible que podamos tener una buena conversación entre bromas y reflexiones.

En medio de la comida que compartimos, él empezó su relato, y para no ser infidente solo quiero ir al punto, su dilema consistía en la difícil decisión de serle fiel o no a su esposa, con quien lleva casado más de una década, además de tener unos hermosos hijos. Y entre sus argumentos se destila ese deseo de conocer, vivir, experimentar y demás sentimientos y pasiones que a veces se nos desbordan a los seres humanos, junto con la apatía y cansancio de un matrimonio de años tal vez. Quizás todos estos argumentos son válidos, quizás las distancias físicas y emocionales nos coloquen en situaciones extremas como esta, quizás la idea de la fidelidad sea algo pasado de moda, para “los abuelos”, quizás sea fácil olvidar por un instante todo lo que en algún momento se atesoró…

Cuando él terminó de hablar sólo pude mantenerme en silencio y mirar mi vaso de agua, y aunque tenía tanto que decir y comentar sólo pensé a mis adentros…Esto es tan extraño, es la segunda vez que me encuentro en esta situación, y no sé que hacer…cry

Y aunque me puse en su lugar, también pensé sobre mí misma, en cómo yo podría traicionar a la persona que amo, a esa persona que esperé durante años y que al fin llegó…?

Cómo podría engañarme a mí misma, a mis convicciones, a mis verdades, por una efímera pasión…?

Cómo podría cambiar todo lo que tengo, lo que he vivido, sufrido, llorado y reído… tal vez por nada…?

Quién me garantiza que ganaré esa partida?, Para qué?, Hay algo que justifique una mentira, un engaño, una traición?… Tal vez esta relativa postmodernidad?…

Por un instante tuve ganas de llorar mientras mi pareja tomaba mi mano…

A penas unas palabras muy firmes y cortantes le pude decir a mi amigo… la verdad estas cosas me congelan el alma y que aun no las puedo entender…

el cronos de las almas gemelas…

No siempre tengo las respuestas a todo, y prefiero no tenerlas, así como evito en lo posible decirle a la gente lo que tiene que hacer.

facesSin embargo ahora estoy dándole vueltas a un asunto, y es este de que si en verdad mi vida tenía que ser escrita en este papel, con esta tinta, con estas circunstancias, por qué no con otras y de otra forma?, por qué no de la forma clásica, con el tiempo y los detalles comunes?.. Pienso: sería posible que todo fuese al revés?, que él esté en el otro lado y yo en el suyo?

El, piensa que no sería probable, ni posible, que él no arriesgaría mucho, que sería más frivolidad que amor, él piensa que no hubiese sido capaz de sobrellevar lo que yo he llevado. Y yo creo que él podría ser misógino si se hubiese encontrado con mujeres similares a los hombres con los que yo me encontré…

Yo, pienso que tomé una decisión de gran valor, que amo a un gran hombre y que soy feliz como nunca antes lo fui. Y creo que existen las almas gemelas en la vida real, – como él ahora lo es para mí –  y pienso: acaso las almas gemelas tienen tiempo?, cuál es el cronos del amor?….

En fin son muchas preguntas, ya es muy tarde y debo dormir…

soñar la felicidad…

me_abril08No recuerdo con certeza las veces en que soñé la felicidad. Tampoco recuerdo cómo eran exactamente esos sueños, me parece que sólo estaban en mi corazón y otra parte en la imaginación. Y empiezo haciendo un recuento, hoy al mirar la foto de una amiga, en la que tiene una expresión de dulzura y esperanza, pensé que ese es el rostro de “la espera”, y recordé que tengo una foto similar de abril 2008, lo irónico es que esa foto que aparenta varias cosas excepto lo que en realidad sentía en esos momentos, una profunda tristeza porque estaba a días de que mi mejor amigo falleciera, a la vez me encontraba en el centro de una relación sentimental tormentosa y para cerrar me sentía profundamente sola y triste.

Ahora que ha pasado poco más de un año y que recuerdo mis nuevas fotos, las de abril 2009 tienen otro rostro, quien diría que después de no mucho tiempo todo cambiaría, por la paz, el consuelo y el amor que llegaron a mi vida en todo su esplendor.

Hoy tuve un día como pocos, y aquí vuelvo al tema de los sueños, porque no recuerdo haber soñado tanta felicidad, no recuerdo haberme sentido tan amada y especial, ni tan feliz con mi familia.

Este día hice lo que había pensado alguna vez, pasear en bote de agua a pedal, bajo el sol y con un inmenso cielo azul, tan cursi y hermosamente-romántico, tan divertido, tan genial junto a él, cada sonrisa, cada mirada, cada abrazo y cada beso que me llena el alma, en realidad me siento absolutamente feliz. Y desde hace meses quería un “ponche”, de los poncheros, y justamente lo encontramos, que delicia, pocas cosas me gustan tanto como eso, y bueno cerré los ojos para recordar con ese sabor que me traslada hacia aquellos días de mi infancia, cuando salía de la escuela y podía comprar un ponche “en fundita”, esa rica golosina que me alegraba las salidas de la escuela y que me traía a colación la etapa “feliz de mi infancia”, mis 6 años. Ay que momento más sublime!… sólo comparable con un beso de mi amado con sabor a ponche… indescriptible sensación…

Así que no podía dejar de escribir la historia de este día, que tiene muchos detalles más, pero que por ahora hasta aquí van…

un nuevo lugar…

dsc02582

Salinas - Ecuador/abril09

El mar sigue siendo mi sitio ideal, mi lugar favorito, otra forma de cielo diría yo. La metáfora de la vida quizás, porque como ella jamás se aquieta, solamente cambia de movimiento, trae consigo muchas cosas, permite que otros naveguen a través de sí, refleja el color de lo que le rodea, parece distante a momentos y en otros se desborda…

Y en este escenario pude vivir este día especial en muchos sentidos. Me sentí dichosa de que mis ojos puedan ver tanto esplendor, el sol, el agua, el brillo de la arena, las risas de los niños, poder sentir el aire cálido, el sabor de la sal y la paz de la soledad. También porque hoy hace un año, murió una de las personas que mas he querido, alguien que aun me inspira, me alegra y renueva, aquel pequeño que siempre recuerdo con nostalgia… Mauricio…como si estuviera a mi lado, si me mirara…

Fue un día especial también, porque creo que de alguna forma uno debe y puede quizás volver al lugar donde fue herido para ser sanado, digo esto porque desde la última vez que fui a la playa me quedaron una serie de sinsabores, preguntas y unas pocas tristezas que hoy finalmente pude regresárselas al mar, aunque él no tenga la culpa creo que es el mejor lugar para dejar lo que alma ya no puede llevar, y que alivio se siente dejar a un lado esa parte del pasado y recomenzar…

Más que especial porque poco a poco voy comprendiendo que otra parte de la felicidad también existía para mí, que tengo un trozo de eso tan indescriptible que llena la vida…el amor. Y ya sé que no es un sueño, que estoy despierta y viva, con los brazos abiertos bajo el sol…

Bienvenida a este nuevo lugar…flower1