saberme mujer…


A medida que pasan el tiempo y los años,
me siento más fascinada por la vida…

Fascinada de al fin poder aceptarme y aceptar a los demás
sin exigencias ni perjuicios.
Fascinada de saberme hermosa y valiosa,
con o sin mis libras demás…

Y me siento fascinada de ser mujer,
de ser esa mezcla de todo lo sublime quizás,
y de todas las neurosis también,
pero mujer al final…

Creo que encontrar este espacio para la propia felicidad
es el principio para poder compartirla con alguien más…

Me sé y siento dichosa de poder tocar mi alma,
de ver mis cicatrices sin dolor,
de no superar cosas sino de aprender a vivir con ellas
e incluso de saberme capaz de volver a fallar…

y pienso que si tuviese que escoger y volver a nacer,
volvería a ser Mujer…



postpost_28post_31

Dios me hizo mujer,
de pelo largo, ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas y pliegues
y suaves hondonadas,

y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.

post_2Tejió delicadamente mis nervios

y balanceó con cuidadopost_26
el número de mis hormonas.

Compuso mi sangre
y me inyectó con ella

para que irrigara
post_11todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños, el instinto.
post_14
Todo lo creó suavemente
a martillazos de soplidos

y taladrazos de amor,
post_12las mil y una cosas que me hacen
mujer todos los días,
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.
post_17
– Gioconda Belli –

post_231