Hombres y feministas

Comparto con ustedes este interesante artículo tomado del Blog: Grupo 8 de marzo teruel

Aún son minoría los varones que se implican en la lucha por la igualdad. Un grupo de hombres participan en una reciente manifestación contra la violencia de género.

A veces, les llaman para participar en tertulias de televisión. Son los elementos exóticos. Hombres feministas. Una minoría en una sociedad donde nadie puede presumir de machista en público, pero en la que los hombres que luchan activamente por que el 50% de la población tenga los mismos derechos que ellos siguen siendo una excepción.

Implicarse en la causa saharaui o la batalla contra el cambio climático exige un esfuerzo, pero es más sencillo combatir la injusticia desde la distancia. “Sin embargo, para acabar con el machismo, hay que cambiar la sociedad y eso pasa por tu propia transformación“, argumenta Miguel Lorente, delegado del Gobierno contra la Violencia de Género y autor de Los nuevos hombres nuevos (Destino). “Una cosa es denunciar un problema y otra implicarte en una lucha en la que tú eres parte del problema”, añade.

“Luchar por la equidad implica perder privilegios”, apunta Carlos Lomas. Buscar la equidad con las mujeres te hace replantearte tu vida y, además, ser coherente desde que te levantas, porque convives con mujeres. “Los hombres solemos pensar en términos económicos de beneficio y pérdida. Luchar por la equidad implica perder privilegios que tenemos por el mero hecho de haber nacido hombres”, apunta Carlos Lomas, autor de ¿El otoño del patriarcado? (Península).

“Hay que luchar por los derechos de la mujer porque es hacerlo por los derechos humanos. Pero también porque el modelo de masculinidad tradicional nos perjudica”, añade Lomas. “Entre otros, nuestras conductas de riesgo explican que seamos el 93% de la población carcelaria, que suframos mayor fracaso escolar y que vivamos menos años”.


Ganancias “emocionales”

El 91% de las excedencias para el cuidado de hijos aún las piden mujeres. El discurso de la igualdad no llega a los hombres porque no propone “ganancias tangibles”, insiste Antonio García Domínguez, fundador de Ahige (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género). “No tenemos derechos legales que reclamar, pero debemos entender que sí podemos ganar mucho en el terreno de lo personal y emocional”.

En este sentido, José María Galdo Gracia, miembro de Hombres por la Igualdad de Aragón, invita a sus compañeros a asumir el papel de cuidadores, no sólo de los hijos, sino también de padres y abuelos. Ver que un hombre se implica en esta parcela es una de las mejores “pruebas del algodón”. Y el dato es elocuente: durante los nueve primeros meses de 2009 se tramitaron 32.038 excedencias para el cuidado de los hijos u otros familiares. El 91,4% fue solicitado por una mujer.

Hay muchas otras maneras de desenmascarar a un feminista de boquilla. “Nos gusta llevar a los niños al colegio y hacer la compra, tareas que se ven. Pero no limpiamos el baño ni bajamos la basura”, dice Galdo, a modo de ejemplo. García añade “poner la lavadora”, algo que suelen evitar los mismos hombres que presumen de cocinitas.

El neomachista “cambia para permanecer igual”, según Lorente. Lorente va más allá al describir cómo el neomachista “cambia para permanecer igual”, para seguir siendo el más valorado de la manada. “Si ve que obtiene reconocimiento social haciendo unas tareas, las hará”. Y se encargará de promocionarlas. Otra cosa es cómo se comporte en casa y sus ramalazos machistas, que nunca reconocerá.

“El hombre sabe que tiene el poder, aunque no lo use. La percepción de que puede hacerlo en cualquier momento le da seguridad. Es algo que se ve cuando dicen: Tú de eso no entiendes. Tras esa frase no hay violencia, pero sí desigualdad. Esconden un yo tengo claves que tú no conoces y no te voy a explicar”, analiza el delegado contra la Violencia de Género.

Cuestionar esas actitudes prepotentes puede provocar estallidos de cólera. “En las relaciones de pareja aún hay hombres que demuestran su autoridad con un puñetazo en la mesa, pero no se ven a sí mismos como machistas”, critica Galdo. Por todo ello, los feministas dicen entender que despierten recelos entre las asociaciones de mujeres. “Comprendo su cautela ante algunos hombres que ocupan espacios académicos y políticos gracias a su discurso de la equidad, pero de ahí al prejuicio indiscriminado hay un trecho”, sostiene Lomas.

Fuente: Público 18-01-2010

Anuncios

El Cavernícola: Campaña Reacciona Ecuador

Al fin apareció en la red el spot del que tanto me habían hablado: “Los Cavernícolas”, que forma parte de la campaña contra el machismo, Reacciona Ecuador y ahora que lo he visto me ha causado una sensación extraña, algo así como “grotescamente cierto”, no estoy a favor de ridiculizar a nadie, porque no resulta ético ni legítimo construír un discurso sobre la base de la humillación a otro.

Sin embargo este spot me ha hecho pensar en la fuerza de este mensaje y en la magnitud del problema, quizás  ambas cosas se asemejen mucho entre sí, porque tal vez la ridiculización hacia las mujeres ha sido una de las estrategias más comunes del machismo que llegó a ser tan naturalizada porque siempre ha sido normal que la mujer asuma todas la tareas de la casa, de los hijos y sobre todo tenga que soportar a un hombre desconsiderado que se cree con derecho a todo.

Me alegra que estas cosas al fin se muestren y se debatan, así, poco a poco las mujeres seguiremos luchando por lo que por derecho nos corresponde: el respeto y la equidad… este es un grano de arena más…

Concurso, “Canta contra el machismo 2010”

La canción “Más Humano” compuesta por Ricardo Williams, es el tema promocional del concurso “Canta contra el machismo 2010” en la que participan varios artistas de reconocida trayectoria entre ellos: Arena, Fernando Pacheco, Kandela y Son, Adrián Kalifé, Rock Voz, Danilo Rosero y L.E.G.O.

El Plan Nacional de Erradicación contra la violencia de Género, del cual forma parte la Comisión de Transición, lanzó el concurso “Canta contra el machismo 2010” .El concurso, enmarcado en la Campaña “Reacciona Ecuador, el machismo es violencia” tiene como objetivo incentivar a la juventud a componer música en contra de los comportamientos machistas que afectan la dignad de la niñez, adolescencia y mujeres ecuatorianas.

Ver nota completa: Comisión de Transición – CONAMU


Campaña: Reacciona Ecuador, el machismo es violencia…

Comparto con ustedes uno de los videos de la campaña contra la violencia hacia las mujeres: “Reacciona Ecuador, El Machismo es Violencia”, que viene impulsando el Gobierno Ecuatoriano. Me ha gustado mucho porque de una manera muy sutil muestra que el machismo es una conducta que se aprende, me parece bastante simbólica y creo que más de un@ se sentirá aludid@, aunque hay tanto más que decir y denunciar… Me parece una excelente iniciativa…

feminismo no es machismo al revés…

SEIS RAZONES FUNDAMENTALES POR LAS QUE EL FEMINISMO NO ES ¨LO MISMO QUE EL MACHISMO PERO AL REVÉS¨.

Por: Elsa Lever M

Últimamente he escuchado tantos comentarios sobre un Feminismo mal entendido, surgidos tanto de mentes y bocas masculinas como femeninas, que no he podido evitar la tentación de aclararlo.

El feminismo no es lo mismo que “el machismo pero al revés”, porque el Feminismo es un Movimiento Social, es filosofía, posee una ética, es una propuesta política, es epistemología, y es metodología, además de ser ACCIÓN COTIDIANA Y ACTIVISMO:

1.-) Es un MOVIMIENTO SOCIAL: emancipatorio y reivindicatorio de los Derechos de las Mujeres, necesario y vigente aún porque no todas (quizás ninguna aún del todo) podemos disfrutar de ellos, ni en la misma medida ni en la misma forma.Por supuesto, como todo Movimiento, posee demandas propias y propuestas.
2.-) Es FILOSOFÍA: dado que está sustentado en la voluntad de erradicar cualquier tipo de opresión, y en la construcción de modos de vida alternativos, se da la tarea de hacer una revisión crítica de la historia de las ideas y de los discursos filosóficos discriminatorios, sexistas y misóginos más potentes.
3.-) Es ÉTICA: el feminismo cuenta con una ética, porque está basado en el respeto a la integridad humana, y la ética representa siempre una elección consciente.
4.-) Es POLÍTICA: porque propone y lucha por el ejercicio de las libertades y el acceso pleno a la dignidad humana. Porque, además, tiene que ver con la construcción de poderes, pero no poderes de dominación sino libertarios.
5.-) Es EPISTEMIOLOGÍA: debido a que el feminismo ha tomado a las mujeres tanto como objetos que como sujetos de investigación, hay una producción de conocimiento útil a las mujeres y a la sociedad en general.
6.-) Es METODOLOGÍA: porque elabora procedimientos para conocer, ya sea cuantitativos o cualitativos, sobre todo estos últimos, ya que rescata el carácter histórico del ser humano, lo que sucede en su contexto y sus circunstancias.
Creo que todo esto está muy lejano de ser el antónimo de machismo al que le ha dado mucha gente por encasillar al feminismo. En el feminismo cuándo hablamos de igualdad nos referimos a la igualdad de oportunidades, de acceso, de justicia. Sabemos que mujeres y hombres somos diferentes nó solo biológicamente, también culturalmente porque tenemos experiencias diferentes desde nuestro ser mujer, o el ser hombre. No habitamos el mundo de la misma manera y mucho menos lo interpretamos igual porque hemos nacido con procesos corporales diferentes y hemos tenido una educación basada en la diferencia sexual.
En el feminismo estamos personas de toda edad, raza, clase, sexo, nacionalidad etc. También hay caracteres y actitudes de todo tipo, y discusiones, enfrentamientos, debates y alianzas como en todo Movimiento Social. Somos seres HUMANOS y como tales participamos con todo lo que nos hace serlo.
Déjenme invitarles, mujeres y hombres, a que vean al Feminismo como la propuesta alternativa, cultural, social y política, para construir el cambio real en las relaciones entre los géneros, ese cambio basado en el respeto, la equidad y la justicia.

Artículo publicado por ELSA LEVER M. periodista con Maestría en comunicación por la FCPyS de la UNAM, diplomada en Género por el PUEGde la UNAM, y en Feminismo por el CEIICH de la UNAM, en “OVARIO FUERTE” (columna de la periodista)