amigos que…

Alguien….

Que me mire a los ojos cuando hablo.
Que escuche mis tristezas y angustias con paciencia y aún cuando no comprenda, respete mis sentimientos.

Necesito de alguien que venga a luchar a mi lado sin ser llamado.
Alguien lo suficientemente amigo para decirme las verdades que no quiero oír, aún sabiendo que puedo irritarme.

Por eso, en este mundo de indiferentes, necesito de alguien que crea en cosas misteriosas, desacreditadas, casi imposibles como la amistad, la democracia, la justicia, la sinceridad, la familia, el amor y Dios.

Que se obstine en ser leal, simple y justo.
Que no se vaya si algún día pierdo mi oro y no pueda ser más la sensación de la fiesta.

Necesito de un amigo que reciba con gratitud mi auxilio, mi mano extendida, aún cuando eso sea muy poco para sus necesidades. En esta búsqueda empeño mi propia alma, pues son una amistad verdadera, la vida se torna más feliz, más rica y más bella.

Anuncios

pedí a Dios

think

Pedí a Dios fortaleza para
que pudiera triunfar
Me dió debilidad para que
pudiera aprender a obedecer humildemente…

Pedí salud para que pudiera
hacer grandes cosas
Me dió enfermedad para
que pudiera valorar mejor las cosas…

Pedí riquezas para que
pudiera ser felíz
me dió pobrezas para que
pudiera ser sabio…

Pedí poder para alcanzar
el elogio de los hombres
Me dió debilidad para sentir
la necesidad de Dios…

Pedí todas las cosas para que pudiera
disfrutar de la vida
Me dio la vida para que
pudiera disfrutar de todas las cosas…

No conseguí nada de lo que había pedido
sino todo lo que el Señor me había preparado…

Anónimo

mujeres en mi circulo…

womanCuando era niña,
Yo tenia el concepto de que solo había UNA mejor amiga,
Y luego crecí.
Y descubrí que si abres tu corazón,
Dios te mostrara lo mejor en MUCHAS amigas.

A una la necesitas cuando tienes problemas con tu hombre.
Otra amiga la necesitas cuando tienes problemas con tu mama.
Otra te escuchara mientras te deshaces hablando de tus hijos y sus actividades.
Otra cuando quieras ir de compras, compartir, curar, bromear, o solo estar allí.
Una amiga te dirá:, “lloraremos juntas”
Otra , “pelearemos juntas”
woman_2
Otra, “ vámonos a otro lugar juntas”

Una amiga sabrá tu necesidad espiritual,
Otra tu debilidad por los zapatos,
Otra tu afición por las películas,
Otra estará contigo cuando estas confundida,
Otra será quien te ayude a aclarar tus dudas.

Pero cualquiera que sea su asignación en tu vida,
En cualquier ocasión,
En cualquier día,
O si necesitas que te encuentren con sus tenis puestos y su cabello
woman_3recogido,
O que te detengan de hacer una gran tontería .
Esas son tus mejores amigas..

Tal vez este todo  en una sola mujer, pero para muchas, esta en diferentes.
Una de sexto grado,
Una de la preparatoria,
Unas mas de la universidad,
Algunas de trabajos anteriores,
Algunas veces tu mama,
Algunas veces tu vecina,
Otras tus hermanas,
Y tal vez tus hijas.
mujeres

Así que no importa si tienes amigas de 20 minutos o por mas de 20 años
todas son importantes y tienen un lugar en tu corazón
porque han marcado una diferencia en tu vida…

Autor Anónimo

guardar y dejar

house

¿Tienes el hábito de juntar objetos inútiles, creyendo que un día (quién sabe cuándo) vas a necesitarlos?

¿Tienes el hábito de juntar dinero, sólo para no gastarlo pues piensas que en el futuro podrá hacerte falta?

¿Tienes el hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usas desde hace mucho tiempo?

¿Y dentro tuyo…?

¿Tienes el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas, miedos y demás?
¡No hagas eso!   ¡Va contra tu prosperidad!

Es preciso que dejes un espacio, un vacío, para que cosas nuevas lleguen a tu vida.
Es preciso que te deshagas de todo lo inútil que hay en ti y en tu vida, para que la prosperidad llegue
La fuerza de ese vacío es lo que absorberá y atraerá todo lo que deseas
Mientras estés, material o emocionalmente, cargando sentimientos viejos e inútiles, no tendrás espacio para nuevas oportunidades.

Los bienes necesitan circular… Limpia los cajones, los armarios, el cuarto de trebejos, el garage…
Da lo que ya no uses…
La actitud de guardar un montón de cosas inútiles encadena tu vida.
No son los objetos guardados los que estancan tu vida…
sino el significado de la actitud de guardar…

Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia…
se cree que mañana podrá faltar, y que no tendrás manera de cubrir esas necesidades…
Con esa idea, le estás enviando dos mensajes a tu cerebro y a tu vida:
que no confías en el mañana…
y que piensas que lo nuevo y lo mejor NO son para ti,
por eso te alegras guardando cosas viejas e inútiles.

Deshazte de lo que ya perdió el color y el brillo…
deja entrar lo nuevo a tu casa…
y dentro de ti mismo.

Después de leer esto, compártelo…

Autor Anónimo

las etapas

umbrella

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida.
Si insistes en permanecer en ella, más del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.
Cerrando círculos, cerrando puertas, cerrando capítulos, como quieras llamarlo; lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que van clausurándose.

¿Terminó con su trabajo?
¿La relación se terminó?
¿Ya no vive más en esa casa? ¿Debe irse de viaje?
¿La amistad se acabó?

Puede pasarse mucho tiempo de su presente “revolcándose” en los por qués, en regresar el cassette y tratar de entender, ¿por qué sucedió tal o cual hecho?

El desgaste sería infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas, estamos orientados a ir cerrando capítulos, a pasar las hojas, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado, ni siquiera preguntándonos ¿por qué?
Lo que sucedió… sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse.
No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

¡No! ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!. Por eso es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, botar documentos, vender o regalar libros. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación: dejar ir, soltar, desprenderse.

En la vida nadie juega con las cartas marcadas, hay que aprender a perder y a ganar.

Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir sólo con lo que tenemos en el presente.
¡El pasado ya pasó!

No espere que le devuelvan algo, no espere que le reconozcan sus méritos, no espere que alguna vez se den cuenta de quien es usted. Suelte el resentimiento, encender “su televisor personal” para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.

La vida es para vivirse hacia adelante, nunca para atrás.

Porque si usted anda por la vida dejando puertas abiertas, “por si acaso”, nunca podrá desprenderse de eso, ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que nunca clausuran, posibilidades de “regresar“ ¿para qué?
Necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron… ¡si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo! si no, déjelos ir, cierre capítulos.
Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.

Pero no lo haga por orgullo ni por soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese trabajo. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por tanto, no hay nada a que volver

Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regrese será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.

Es salud mental, amor por usted mismo, desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo llegó sin ese “adhesivo”, por tanto es “costumbre” vivir pegado a él, y es trabajo suyo aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir.

Es un proceso, esto de aprender a desprenderse, y humanamente puede lograrse porque, le repito, ¡nada ni nadie nos es indispensable!. Sólo es costumbre, apego, necesidad.

Pero cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental, y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir hacia adelante con tranquilidad.
¡Así es la vida!

Paulo Coelho