la dignidad no se negocia…

Pensando un poco en un reportaje que miré el otro día en la televisión sobre otra de las formas de mercantilización del cuerpo sobre la prostitución, mal llamada “profesión más antigua”, pensé en la complejidad del tema y la ligereza con la que los medios la abordan. Algunos con la intención de “farandulear” ocultan profundos problemas causados por la desigualdad social producto de un sistema inequitativo que discrimina a quienes no tienen la posibilidad de “competir”, en un mundo claramente “incompetible”. Esta es una sociedad que discrimina de múltiples formas: por ser mujer, por ser pobre, por ser indígena, por ser negra, por ser joven o vieja, por ser migrante o por todas la anteriores


Imagen: Amecopress.

Este reportaje denunciaba la irresponsabilidad con la que varios diarios y periódicos publican en sus últimas páginas anuncios relacionados con prostitución bajo demanda como: “masajes completos”, “líneas calientes” o servicios de “damas de companía”, y por otro lado en sus páginas principales denuncian la trata de blancas, el abuso sexual o violencia contra las mujeres o violaciones a los derechos humanos, en un juego de ética vs interés económico.

Y aunque el tema de la prostitución no es nuevo y muchos/as se aventuran a dar comentarios reduccionistas alegando que es un “derecho”, el decidir hacer o no hacerlo, sigo creyendo que esta mal llamada “profesión” es una de las tantas aberraciones humanas que denigran por dinero al ser humano y que en ningún caso puede ser justificada, ni siquiera por decisión, creo que la dignidad del ser humano no se negocia aunque quizás si la demanda desaparecería quizás también la oferta…

Les dejo con algunas ideas sobre el tema

“El uso y abuso de las relaciones sexuales impuestas por la fuerza, que ya venían ejerciendo los hombres a causa de la diferente evolución de su sexualidad en relación a la de las mujeres, fue legitimada por el patriarcado, institucionalizando su práctica.

Así, a partir de la Edad Antigua, cuando los ejércitos de varones luchaban entre sí, los vencedores tenían derecho legal al botín, es decir, a apropiarse de los bienes de los vencidos, incluyendo a las mujeres que convertían en sus esclavas para usarlas como criadas domésticas, como concubinas o para venderlas al mejor postor (algo que se sigue haciendo ahora a escala global, si tenemos en cuenta que el tráfico de mujeres es la tercera actividad ilegal más lucrativa del mundo, después del tráfico de armas y el narcotráfico).La legislación medieval acuñó la figura jurídica del “derecho de pernada”, que obligaba a las siervas de la gleba a someterse a la violación del noble en su noche de bodas, si él lo demandaba. Este increíble derecho ha permanecido a lo largo de los tiempos hasta nuestros días, siendo ejercido todavía en algunas sociedades. La revolución burguesa cambió muchas cosas, pero dejó intacta las relaciones de dominación-sumisión de la cultura de los géneros, incluso creo nuevas justificaciones como las expresadas en sus escritos por el inefable J. J. Rousseau.

Los matrimonios establecían claramente el “débito conyugal” que la mujer debía prestar a la demanda sexual de su marido, una forma sutil de nombrar la violación legalizada y santificada dentro del matrimonio. Por último, la prostitución, que en sus orígenes fue justificada con argumentos religiosos (los padres debían llevar a sus hijas al templo para ejercer la prostitución sagrada como forma de financiar los gastos sacerdotales), ha terminado siendo justificada por las leyes del mercado, como un trabajo más sometido a la oferta y la demanda, ocultando su verdadero significado de acto de violencia de género en el que se ha cambiado el uso de la fuerza bruta por la fuerza simbólica del dinero.

A pesar de los avances de la sexología como conocimiento científico de la sexualidad humana, se sigue planteando socialmente el uso de los conceptos “sexo” y “sexualidad” como si fueran sinónimos y referidos al mismo fenómeno. Esta identificación sirve de pretexto para justificar la pulsión copulatoria masculina, el recurso a las “necesidades fisiológicas” para justificar el uso de la prostitución, la percepción de las mujeres como objetos sexuales, el sexo por el sexo, el desprecio de la sentimentalidad y la valoración del pene-falo como el principal recurso sexual masculino y el representante de la virilidad.

RIESGOS: Este mito implica para los hombres una búsqueda compulsiva de la relación coital (incluso pagando o violando) a costa de impedirle vincularse afectivamente con las mujeres, algo que puede terminar en estados de soledad no querida, el más terrible problema psico-social para los seres humanos, pues somos animales sociales y necesitamos las vinculaciones afectivas por naturaleza.

La relación prostituyente, además de costosa e insatisfactoria, mantiene y aumenta el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Impide establecer relaciones con las mujeres en un plano de igualdad y dignidad, por la tendencia a la cosificación sexual (antes que personas son hembras que excitan la pulsión a la cópula), genera todo tipo de complejos y traumas desde la infancia al estar continuamente compitiendo con los demás hombres para dejar claro quién es el más macho, el más seductor y el más viril. Produce una preocupación constante por la salud de su pene-falo y es la causa de la mayor parte de las disfunciones sexuales.”

Tomado del texto: “HERRAMIENTAS TEÓRICO PRÁCTICAS PARA LA COMPRENSIÓN DEL COMPORTAMIENTO MASCULINO Y EL TRABAJO CON HOMBRES DESDE UNA PERSPECTIVA DE GÉNERO”. Convocado por La Campaña Lazo Blanco Argentina – Uruguay y el Grupo GIMEM Con la colaboración de la Asoc. Civil “Pablo Besson”, Conferencia 5. Cuerpo, salud y sexualidades masculinas.

porque yo no era…

Incluyo esta nota gracias al aporte de uno de mis lectores, gracias Franco 🙂

Fuente Wikipedia: “La famosa cita «Imagínate que hay una guerra y nadie va…» se ha atribuido erróneamente a Brecht. Tampoco es de Brecht el poema que comienza: «Primero se llevaron a los comunistas pero a mí no me importó, porque yo no era comunista…» ni es un poema, sino una frase del pastor protestante alemán Martin Niemöller. (Véase la cita original traducida del alemán en Wikiquote: Martin Niemoeller).”

Los Hechos vs los Derechos Humanos

Declaración Universal de los HECHOS Humanos
José Ignacio González Faus*
(1948-1998, con profundo dolor)

[Cada párrafo alude al de la Declaración de 1948 del mismo número]

Hecho 1.- Todos los seres humanos no nacen libres, ni iguales en dignidad y derechos, pues no están dotados de razón ni de conciencia para comportarse fraternalmente unos con otros.

Hecho 3.– Todo individuo que pueda defenderse tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. Los niños, fetos viables y tercermundistas que no pueden defenderse, carecen de esos derechos.

Hecho 4.- Nadie económicamente solvente es sometido a esclavitud ni a servidumbre. Los niños, los parados y las mujeres sin otros medios caen fuera de esta consideración.

Hecho 5.- Torturas y tratos crueles o degradantes son a veces muy útiles para la defensa de algunos derechos.

Hecho 7.- No todos son iguales ante la ley. Pero aún lo son muchísimo menos cuando se trata de leyes internacionales.

Hecho 9.- Nadie puede ser arbitrariamente detenido ni preso, salvo que tenga un apellido común y carezca de influencias.

Hecho 11.- Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia, salvo que se trate de alguien del partido gobernante al que hay que derribar, o de un partido de oposición al que no conviene dejar subir.

Hecho 12.- La vida privada y familiar de los enemigos políticos, de las estrellas de los medios de comunicación y de aquellos que son noticia por un día, es objeto de todas las injerencias arbitrarias que pueden dar triunfo político, audiencia o dinero.

Hecho 17.– Toda persona solvente tiene derecho a la propiedad. Los insolventes -por definición- carecen de ese derecho pues sólo podrían adquirirlo robando.

Hecho 21.3.– La manipulación del pueblo es la base de la autoridad del poder público. Esa manipulación se lleva a cabo sustituyendo los argumentos por ironías o insultos en las confrontaciones políticas, sustituyendo los programas por fiestas y promesas absurdas en las épocas preelectorales y, en países menos desarrollados, comprando el voto del pueblo cuando haga falta.

Hecho 22.- Sólo un 20% de la humanidad tiene derecho a la seguridad social y a la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Hecho 23.- La “tasa natural de paro” impide decir que toda persona tiene derecho al trabajo. La gran reserva de parados impide la libre elección y las condiciones equitativas de trabajo. La protección contra el desempleo desvía fondos que son más necesarios para el crecimiento económico y, por eso, es mejor decir que vuelve holgazanes a los que la reciben..

Hecho 24.- Dos tercios de la humanidad no tienen derecho al descanso, ni a disfrutar del tiempo libre, ni a una limitación razonable de la duración del trabajo, ni a unas vacaciones periódicas pagadas. Y mucho menos lo tienen si son niños.

Hecho 25.1.– Sólo una minoría de la humanidad tiene un nivel de vida adecuado que le asegure salud, bienestar, vivienda y asistencia médica… a él y a su familia.
25.2.- Más de cien millones de niños carecen de cuidados y asistencias, no ya especiales sino elementales.

Hecho 26.1.- Los niños que trabajen debido a la pobreza de sus padres no tendrán educación ni instrucción elemental. La instrucción técnica y profesional no es generalizada sino particularizada.
26.2.- La educación tiene por objeto la preparación de hombres-robot capaces de manejar las máquinas del momento, pero sin entrar en el rollo del respeto a los derechos humanos y a las libertades, ni de favorecer la comprensión entre los pueblos.

Hecho 27.- No toda persona tiene posibilidad de tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, ni a gozar de las artes.

Hecho 28.- Los derechos y libertades proclamados en la Declaración de 1948 no podrán ser hechos efectivos por ningún orden social o internacional cuando eso no parezca bien a los grandes poderes financieros que sostienen al mundo, o a los dos o tres países que tiene poder para manejar a las Naciones Unidas.

Hecho 30.- Quienquiera que se oponga a estos hechos no puede tener derechos humanos puesto que su misma existencia es una amenaza contra el más “humano” de todos los derechos: el derecho a la riqueza desmesurada de unos pocos países y personas.

*Teólogo Español

25 de noviembre…Contra la Violencia hacia las Mujeres

Lo que odio..

La inequidad, el egoísmo, las mentiras disfrazadas, lo efímero, las modas, los prejuicios, la hipocresía, la contaminación, la manipulación, la apatía, el abandono, la ingratitud, el olvido, la obsesión, la no correspondencia, el ruido del silencio, el silencio de las palabras, lo bello, lo que la gente llama feo, lo ridículo y lo serio, lo lógico, ¿conformarse o pelear?, la estúpida homogenización, lo que no se dice, el hambre, el frío de las calles, los besos que no se dieron, la soledad en las multitudes, las muertes tempranas, los lujos, el status, los fetiches, los reduccionismos, la inocencia robada, el abuso, el maltrato, la exclusión, discriminación, el machismo y el feminismo radical, el cinismo y lo que no fue leído 😦 , y sigo.. el atropello a la dignidad, el juicio arbitrario y los abusos, los golpes que hieren el alma y la piel…

25 de Noviembre Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres


Los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género son una campaña internacional surgida del primer Instituto para el Liderazgo Global de las Mujeres auspiciado por el Centro para el Liderazgo Global de las Mujeres (CWGL por sus siglas en inglés) en 1991. Las personas que participaron del evento eligieron las fechas 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia contra la Mujer, y 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, para vincular simbólicamente la violencia contra la mujer y los derechos humanos y para poner de relieve que la violencia es una violación de los derechos humanos. Este período de 16 días también pone de relieve otras fechas importantes, entre ellas el 29 de noviembre, Día Internacional de las Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos, el 1 de diciembre, Día Mundial del SIDA, y el 6 de diciembre, aniversario de la Masacre de Montreal.

Di NO – ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres es un llamado mundial a la acción paraliminar la violencia contra las mujeres. Lanzado en Noviembre de 2009, es presentado por UNIFEM como aporte para promover a través de la movilización social, los objetivos de la campaña del Secretario General de la ONU Ban Ki-moon ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres.

En 1993, todos los países del mundo reconocieron formalmente que la violencia hacia las mujeres constituye una violación de los derechos humanos a través de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres de la Asamblea General de Naciones Unidas. Desde entonces, se llevan a cabo estudios intensivos para examinar el alcance de la violencia hacia las mujeres y las formas que adopta. En todos los países donde se realizaron estudios confiables y a gran escala, 10% de las mujeres dicen haber sido físicamente abusadas por un compañero íntimo alguna vez en su vida (Informe 2005 de UNFPA). Los estudios también muestran que al menos una de cada tres mujeres se enfrenta a situaciones de violencia sexual y física en su vida (Comisión de la ONU sobre el estatuto de la mujer 2/28/2000).

Sin embargo, la violencia hacia las mujeres rara vez genera el tipo de indignación colectiva que producen otras formas de violación de los derechos humanos, como la suspensión de los derechos civiles y políticos. Vivimos con la realidad de la violencia doméstica a diario, aceptándola casi como algo “normal”. A cada segundo, una mujer o una niña sufren violencia, violación, heridas o acoso – por el simple hecho de ser mujeres, o niñas.

No aceptes esta realidad.