caminos y digresiones…

Algún profesor universitario me dijo, que escribir no era cuestión de inspiración sino de dedicación, que la disciplina y la constancia eran mejor que las “musas” que deambulan por ahí. Creo que en parte es cierto, aunque también escribir sea una terapia quizás – no sé en que sesión voy pero me agrada -, sobre todo porque este blog es como mi segunda casa y porque aquí me pierdo y me encuentro vez tras vez.

Esta semana ha sido un tanto especial, creo que mis hormonas juegan a las escondidas y me desarman los días y los planes a veces. Creo también que la nostalgia de estar lejos de lo que uno ama siempre es difícil aunque parezca una rutina, el viajar siempre supone cambios y transiciones, espero acomodarme. Quizás un poco de la nostalgia sea por la vieja práctica de ver fotos de los/as amigos/as de antes, en las que se encuentran rostros diferentes, marcados por la edad y los tiempos, muchos con hijos, otros más lejos por su temperamento que por las mismas distancias que ahora nos separan, pero también hay las amigas que son las mismas después de tantos años.

Y como mencioné en algún twitt por ahí, cada vez me sobran dedos para contar a mis verdaderas amigas, creo que se siguen extinguiendo, o no sé si yo me he vuelto demasiado intolerante, bipolar, neurótica, que sé yo, o si al fin me cansé de decir a todo que si a pesar de no estar de acuerdo, en fin…

También creo que nosotros “ambos”, seguimos cambiando, hemos mutado en un año y un poco más, ahora las cosas más hermosas son mucho más sencillas, menos “quisquillas” y mas comprensión, sin duda un esfuerzo grande para los dos que vale la pena cada día. Sigo convencida de que estar a su lado es mi lugar…

Anuncios

Un comentario

  1. Estimada colega y amiga, ya que me deshabillitaste el muro del face, aprovechando la ocasión de tu cumple y anticipándome a tu pronta partida a tierras lejanas jejeje 🙂 pues aquí te dejo un pequeño detalle de mi cariño. Feliz Cumpleaños y muchas bendiciones Misilucita 🙂

    Como siempre

    Aunque hoy cumplas
    trescientos treinta y seis meses
    la matusalénica edad no se te nota cuando
    en el instante en que vencen los crueles
    entrás a averiguar la alegría del mundo
    y mucho menos todavía se te nota
    cuando volás gaviotamente sobre las fobias
    o desarbolás los nudosos rencores

    buena edad para cambiar estatutos y horóscopos
    para que tu manantial mane amor sin miseria
    para que te enfrentes al espejo que exige
    y pienses que estás linda
    y estés linda

    casi no vale la pena desearte júbilos y lealtades
    ya que te van a rodear como ángeles o veleros

    es obvio y comprensible
    que las manzanas y los jazmines
    y los cuidadores de autos y los ciclistas
    y las hijas de los villeros
    y los cachorros extraviados
    y los bichitos de san antonio
    y las cajas de fósforo
    te consideren una de los suyos

    de modo que desearte un feliz cumpleaños
    podría ser tan injusto con tus felices cumpledías
    acordate de esta ley de tu vida
    si hace algún tiempo fuiste desgraciada
    eso también ayuda a que hoy se afirme
    tu bienaventuranza

    de todos modos para vos no es novedad
    que el mundo
    y yo
    te queremos de veras
    pero yo siempre un poquito más que el mundo.

    Mario Benedetti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s