para verme felíz…

Regresar a un lugar a veces resulta complicado, especialmente si ese lugar nos evoca gratos momentos, miradas, sonrisas, abrazos y más. Recordar en ese lugar a alguien que se ha ido es un poco más nostálgico todavía, porque a veces pensamos que el recuerdo se fue con esa persona, pero nos damos cuenta de que no es así, porque los instantes regresan. Estas y otras cosas dan vueltas en mi cabeza, en una mezcla de nostalgia y felicidad.

Una semilla para dar fruto primero tiene que morir…

Han pasado dos años desde su partida y todavía recuerdo sus ojos, su dulce voz y un poco de las cosas que me contaba: “Te voy a contar el secreto de mi abuela, ahora lo sabemos tres personas en el mundo, ella, tú y yo”.

Han pasado muchas cosas y ese tiempo para mí resulta invaluable, por todo lo que pude compartir, pero ahora también por lo que puedo seguir aprendiendo de todo esto y del amor de sus padres hacia mí…”Tú eres la herencia que nos dejó nuestro hijo… tu amistad”

Y algo más que desbordó mis ojos fue escuchar y pensar en esta frase: “el hombre que tienes a tu lado ahora, es la provisión que Dios trajo para tu vida”… esto me resulta maravilloso, incomprensible todavía, inmerecido para mí…El lo quiso así!. Tanto así como pensar y reconocer que toda la creación entre esas las flores, que son mis favoritas, “fueron hechas por Dios sólo para verme feliz”… que genial!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s