defensas y terrenos…

Me resulta un tanto gracioso este post, y no sé si tenga el suficiente rigor científico para explicarlo, sin emsilueta_2bargo creo que es  interesante mencionarlo. En una conversación que tuve hoy en la tarde con una de mis mejores amigas, alrededor de los temas que nos convocan a las mujeres posmodernas que pululamos por ahí, sobre el/la autoestima, las hormonas que tomamos para llorar y dejar de llorar y sobretodo ese deseo genuino de encontrar un compañero de vida que valga la pena, llegamos a una interesante conclusión.

Primero debo dejar dicho que pocas veces pensé seriamente en vincularme con alguien menor que yo, quizás fue una posibilidad remota, pero era sólo eso, “remota”, sin embargo a la hora en que tuve que enfrentarme a mis miedos y a todos los “que dirán”,  el posmodernismo se me fue por el escusado porque en realidad me dí cuenta de que esto a la vez era tan fácil  como decidir y aceptar y a la vez tan difícil como abrazar el miedo y escapar. Y bueno para sorpresa de muchos/as decidí aceptar…

Me parece que en la medida en que dos personas “normales”, se juntan, llámese normales:  él mayor, ella menor, él con un buen trabajo y posición social, ella una mujer sumisa y dispuesta a sacrificar todo, él con mucho por defender y lograr, ella con mucho por aceptar y asumir. Pienso que esa “normalidad”, trae consigo una muy sutil pugna de poder, algo así como la defensa o protección de todo eso que “nos costó a ambos”, el ser y lograr, y me parece que estas normalidades establecen círculos de territorios infranqueables, inaccesibles y ocultos tras ese afán de dominar.

Y aquí es donde hago una distinción, y me refiero al hecho de que cuando dos personas “no tan normales”, es decir: uno divorciado, otra viuda, él menor, ella mayor, o tantas otras formas de parejas que puedan existir, para quienes por decisión propia y voluntaria la pugna de poderes o defensa de territorios se reduce a una sola razón: la aceptación mutua, definida como esa necesidad mayor de amar y ser amado, como algo que va más allá de todos los condicionamientos y egoísmos existentes.

No creo que esta sea una receta, ni creo que se el fin de esta discusión, seguro existirán nuevas preguntas que responder en el camino, sin embargo estas respuestas me han dejado tranquila, sabiendo que amar fue por mucho tiempo un derecho auto-negado, que ahora es una dulce realidad. Me siento satisfecha de poder amar y ser amada por un ser tan vulnerable, sincero y honesto, que no intenta impresionarme con falsedades, sino que es simplemente él y con eso me basta, y así lo amo con todo mi corazón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s