matices…

margaritas rainSin ánimo de ser cansona o redundante, y más bien para despejarme un rato me siento en la sala a escribir, no tengo tanto frío, la casa está silente, todos duermen y hasta la cenicienta ya llegó, son más de las doce…

Este día fue uno de esos “inmencionables”, “indecibles”, corrijo: esta semana fue así, demasiado pesada. Pude experimentar tantas sensaciones buenas, excelentes y nefastas, en fin. Sucedió que por primera vez en mi vida sentí el más profundo odio hacia alguien, ese sentimiento de venganza que carcome las entrañas, que a la vez indigna y anula a quien lo siente, y no sé si me apena decir esto, pero también me siento humana de tantas formas, y pienso que finalmente lo que importa es lo que se hace con todo eso o si todo solo se transforma, en quien sabe qué…

Un poco de lágrimas, algunos correos de espanto, frases que ya no dicen nada, impunidad e impotencia. Unos abrazos y caricias que me devolvieron la calma, la presencia de los/as que me aman, encuentros inesperados con amigos que no he visto en más de diez años… también me animaron…

Después de todo concluyo que cada instante es necesario, porque nos hace lo que ahora somos y además, ¿qué le puedo reprochar al pasado en el que yo misma no tenga mi tajada de culpa?. Y miro hacia el fondo y pienso en todos los sin sabores que me quedan, a veces me siento devastada, otras veces con ganas de correr y seguir mi vida, libre y felíz…

Concluyo que siempre me hará bien hablar de lo que me pasa, aunque mi madre diga que es mejor el silencio. Concluyo que si no se dicen las cosas la gente no puede adivinarlas. Concluyo que las disculpas, ceder y preferir una amistad  es más inteligente, que aferrarse a un punto de vista con una pizca de orgullo. Concluyo que la inteligencia siempre debe ser mayor que la rabia…

Concluyo que debo ser más responsable para evitarme algunos sustos y a la vez que la “improvisación”, sigue siendo fascinante, así como caminar de su mano, sentir su respiración, sus ojos sobre mi alma, en resumen que él simplemente esté…

Después de todo esto, al fin es sábado!!

Anuncios

  1. No odies Mónica, no merece la pena, te quema por dentro, creo que hasta te quita años de vida.
    Rodéate de los que te quieren y olvídate de todo lo malo, y si tienes que correr, siempre hacia delante, nunca retrocedas.
    Feliz fin de semana.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s