recuperar lo aprendido…

imagen43Tal vez parezca cuestión de modas, pero ahora casi todos y todas sugieren que “debemos volver a nuestras historias”, “recuperar nuestras experiencias”, “aprender de lo vivido, recuperarlo y mejorar”, y bueno esto ya lo menciona la Biblia cuando nos sugiere: “Deténganse en los caminos y miren; pregunten por los senderos antiguos. Pregunten por el buen camino, y no se aparten de él. Así hallarán el descanso anhelado.” Jer 6:16.

Entonces en un rápido ejercicio de recordación y recuperación de aprendizajes, quiero, sin divagar, re – aprender lo que aprendí en estos 364 días, aunque creo que el tiempo no sólo es cronológico, sino emocional, sensorial y para Dios el tiempo quizás no exista porque él vive en la eternidad… Por eso no quiero ni puedo categorizar las experiencias por meses, porque sería aburrido inclusive, mejor utilizaré la metáfora de la escalada a la montaña, veamos como surge…

No empecé la subida, más bien la continué con los estudios universitarios, vaya que me quedé si aire porque la presión fue intensa, pero poco a poco aprendí a respirar y durante el trayecto pude conocer a grandes personas y amigos/as, pude redescubrir mi fe, mis creencias, mis saberes y pude respetar y aprender de las miradas de los “otros”, y vivir una fe práctica sin prejuicios. Sin duda este ha sido un arduo trabajo que aún no termina porque aun me falta la tesis… y mucho más que reconocer…manos

Y la subida a la montaña estuvo acompañada de una lenta tormenta que aparecía en ciertos meses, con espacios de vientos muy fuertes, días de sol agotadores, y lluvias intensas que no cesaban, lluvias en mis ojos, lágrimas que me ahogaban el alma… a él lo llamaré “Tormenta”…y hay muchas huellas de la “Tormenta” en este blog… y no voy a decir que ya lo he superado, porque no creo que las marcas del camino se borren, porque sólo se mezclan con otras nada más…

Casi a medio tramo del trayecto se produjo una avalancha, las piedras y la tierra se vinieron encima, a penas pude agarrarme… y aquí sentía que se me apagaba la vida, quizás porque la misma vida de mi querido amigo, de mi tía y de mi abuelo, se apagaron en secuencia… una cada mes, sin espacio para volver a respirar, y me moría de miedo y de angustia… y de soledad. Y ahora encuentro que en este instante fue cuando aprendí que:

  • La muerte es una parte normal de la vida, que nos puede conmocionar e impresionar, pero que es tan necesaria para crecer, aprender y madurar… esto sigue inconcluso…
  • No puedo evitar o postergar el dolor, porque el tiempo de luto es necesario, porque es el tiempo de llorar, es el tiempo de morir, y tampoco puedo pedirle a la gente que no sufra, que no llore, que sea fuerte o que no esté triste, que sea ejemplo de fortaleza, porque no puedo irrumpir en los procesos de asimilación, porque la gente no tiene por qué ser o dejar de ser para mí o para lo que yo quiero, porque sus sentimientos son tan legítimos como los míos…
  • Que debo aceptar, recibir y dar consuelo… porque el dolor no es un refugio permanente…
  • No existen todas las explicaciones… sólo existen todas las preguntas…

Y como las avalanchas pasan, y se llevan consigo tanto lo bueno como lo otro, esta avalancha se llevó muchos temores, prejuicios y miedos anteriores, me quedaron nuevos caminos y esperanzas y unas pocas lágrimas que me acompañaron en el resto del viaje, y aquí hago una pausa… *** hay veces en que pienso que los tres siguen vivos, porque sin darme cuenta los incluyo en mis planes, recuerdo sus cumpleaños, o pienso que me los voy a encontrar, y se me ahogan las lágrimas en la garganta, y aquí se hace real una de mis citas favoritas: “somos todos los que hemos sido”… ellos siguen en mis recuerdos…***imagen11

Cuando recuperé el paso en la escalada, el terreno se puso firme, en apariencia al menos, un nuevo trabajo, nuevos amigos, proyectos que se concretaban, espacios para el desarrollo profesional y ministerial todo como durante años lo había soñado… muchas alegrías y bendiciones, muchas esperanzas de propios y extraños… aunque la “Tormenta”, soplaba de vez en cuando… y yo no podía resistirla…porque en ocasiones avanzaba un paso pero retrocedía tres…

Y en medio de tanta irregularidad en el camino, pude recuperar la esperanza que me llevó a saltar entre las nubes, y caminos que se cerraban ante mis ojos, otra vez se abrían, eran nuevas esperanzas, no sólo otras, eran esperanzas para perdonar, para nuevos desafíos…para volver a amar…imagen12

Luego vino la nieve, el frío del hielo, la desesperación del camino que no veía por la neblina, por el temor. Mi camino cerrado y frustrado por las injusticias del trabajo y encasillado por mi silencio, por el temor a la “Tormenta”, por la conmoción en mi hogar…y aquí aparecieron varios ángeles, unos nacionales otros/as extranjeros/as, que me llenaron de cariño y abrazos, mis amigos/as y hermanos/as…

Mucho de esto no se ha solucionado aun, ni creo que se solucione a corto plazo, aunque otras cosas si cambiaron y digamos que la partida ahora está a mi favor, porque pude enfrentar a la “Tormenta” y decirle: “No me busques mas”… pude decirles a mis padres: “No me involucro más en esto”…y pienso que esto de la permisividad ha sido mi problema, permitir, aceptar, soportar, y ahora me doy cuenta que vale la pena decirme a mi misma y a otros…No..

Y ya casi para llegar a este refugio en la montaña, estoy agradecida con Dios, con la vida, con los problemas, con las consecuencias, con los silencios y las palabras, con los abrazos y lejanías… porque un poco de todo esto es lo que ahora soy… y me reafirmo como hija de Dios, como hermana y amiga, como mujer y feminista y como escritora experimental… como la combinación perfecta: “Romántica y Espiritual”…

imagen33

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s