Huellas

Tantas veces he pensado que Dios esta lejos, tantas veces me he quejado y llorado, pero generalmente me he alejado de él.

Es que el ser humano es asi, demasiado racional como para entender a Dios, y demasiado necio como para confiar en él. Entonces pienso que al estar así soy como un enfermo, que mientras mas necesito la atención de alguien que me pueda sanar, menos quiero sentir el dolor de una medicina.

Y en medio de mis soledades, sigo viendo la sombra protectora, la mano extendida, el abrazo cálido de Él. Así es, veo que en mis angustias Èl ha estado presente, y me pregunto: que importa que yo no le haya sentido? eso ya no importa, lo que sé es que Èl estuvo ahí…

Entonces recuerdo la historia del par de huellas y veo que eran las suyas cuando me llevaba en sus brazos.. pensé que eran las mias?.. nunca no hubiese podido sola..

Y Dios te preparó para el dolor?.. No, no siempre, aunque muchas veces si, un abrazo no pedido, unas palabras de aliento, una angustia mayor?… cualquier situación es parte de su plan perfecto, de su amor inagotable, de su misericordia extrema.. quien le puede decir Señor que estas haciéndo?…

Moni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s