La cárcel

Jesús dijo “Si permaneciereis en mi palabra…” indicando que no es estudiando las Escrituras solamente, sino abrazándola es lo que trae libertad.

Permanecer en las enseñanzas de Jesús tiene que ver con mantenerla siempre delante de mí, para que cuando sea tentado reconozca la mentira en la tentación, y pueda huir de ella para no complacerla. Esto es permanecer en las enseñanzas de Jesús y es la verdad que nos hace libres.

“Empiece a hablar la verdad, renuncie a las mentiras, niéguese a vivir en cualquier forma de decepción. Saque su pecado a la luz, y empiece a ser honesto en todos sus asuntos con otros. Como ve, es debido a nuestro pecado que somos tomamos cautivos y convertidos en esclavos. Note los siguientes versos: “Así dijo Jehová: ¿Qué es de la carta de repudio de vuestra madre, con la cual yo la repudié? ¿O quiénes son mis acreedores, a quienes yo os he vendido? He aquí que por vuestras maldades sois vendidos, y por vuestras rebeliones fue repudiada vuestra madre” (Isaías 50:1).

La principal misión del Mesías era soltar a los hombres y mujeres de las cadenas de la cautividad. Jesús declara cuál era Su misión en Lucas 4:18-19: “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor”.

El vino a sacarnos de la cautividad de nuestros pecados, y darnos libertad de la esclavitud. Su libertad es real, El rompe el poder del pecado, y nos saca de las prisiones de maldad. Yo testifico que he sido libre de la pornografía y la masturbación desde hace más de dos años, no para presumir de mi propia fuerza para superar esto, porque yo no tengo ninguna, sino para glorificar a Jesús que vino a la tierra con este propósito.

“Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. 15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo” (II de Corintios 2:14-15). Y cuando somos siervos de Jesucristo, también nos hacemos prisioneros de la esperanza: “Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble” (Zacarías 9:12).

1 “Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sión, Seremos como los que sueñan.
2 Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. 3 Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres” (Salmo 126:1-3)

“Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte, Aprisionados en aflicción y en hierros, 11 Por cuanto fueron rebeldes a las palabras de Jehová, Y aborrecieron el consejo del Altísimo. 12 Por eso quebrantó con el trabajo sus corazones; Cayeron, y no hubo quien los ayudase. 13 Luego que clamaron a Jehová en su angustia, Los libró de sus aflicciones; 14 Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, Y rompió sus prisiones. 15 Alaben la misericordia de Jehová, Y sus maravillas para con los hijos de los hombres. 16 Porque quebrantó las puertas de bronce, Y desmenuzó los cerrojos de hierro”. (Salmo 107: 10-16).
“vs. 10– Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte, Aprisionados en aflicción y en hierros”,

Este verso declara 5 cosas sobre estas personas. Ellos estaban:
1. en tinieblas
2. en sombra de muerte
3. aprisionados
4. en aflicción
5. en hierros

Clame al Señor. Tal vez usted dice, “¡yo lo he llamado y todavía estoy cayéndome!”. Siga clamando a El! ¿Ha notado usted alguna vez, que cuándo los Israelitas empezaron a clamar al Señor por ayuda, su esclavitud aumentó?

Dios finalmente liberó a los Israelitas mediante la sangre del cordero, y El puede liberarlo a usted también. Los hipócritas son los que no claman a Dios, así que siga clamando hasta que El conteste: “Mas los hipócritas de corazón atesoran para sí la ira, Y no clamarán cuando él los atare” (Job 36:13).

Haga como hizo Jacob, luche con Dios en clamor hasta que El lo bendiga con la libertad del pecado


Dios intencionalmente nos deja llegar al lugar donde no podemos ayudarnos, y no hay nadie más para que nos ayude.

Ellos estaban al final de su cuerda, pero clamaron al Señor y ¡El los salvó! Cuando usted esté al final de su cuerda, estará al principio de la esperanza verdadera. Clame, clame, clame, y siga clamando, que El contestará a Su tiempo.

Los versos anteriores nos dicen que cuando Dios salva a alguien, El destruye la obra del diablo en su vida. El lo libra de las garras del maligno, quita la opresión (aunque no la tentación), rescata de la esclavitud del pecado y nos hace libres. Debemos orar todo el tiempo por la ayuda continua y estar en guardia para no recaer, porque el trabajo de la salvación es una completa y continua liberación del pecado.

Primero llegamos a entender que somos impotentes para dejar el pecado. Vemos claramente que estamos esclavizados y encarcelados por él. Oímos que la salvación está disponible a través de la cruz del calvario y empezamos a clamar. Muchas veces, Dios espera, pero nosotros clamamos más, y más fuerte. Dios nos oye, nos rescata, nos restaura, y nos salva. Entonces ya no estamos más en la esclavitud del pecado, Jesucristo nos hace libres, y somos verdaderamente libres.

“Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; 13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (Romanos 10:12-13).

* Mi libra de mis aflicciones
* Me saca de las tinieblas y de la sombra de muerte
* Rompe mis prisiones
* Hace maravillas
* Quebranta las puertas de bronce
* Desmenuza los cerrojos de hierro – Rompe en mil pedazos las barras de hierro !! :
)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s