Las Cicatrices del honor

“Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno…” (Marcos 9:43-47).


“Jesús dijo que nosotros debemos “cortar” y “echar fuera” cualquier cosa nos haga pecar, y El nos advirtió que si nosotros no amputamos radicalmente la causa de nuestro pecado, podríamos terminar en el infierno.


“Esto no se toma ligeramente. Aquí estamos hablando de vida o muerte; cielo o infierno. Si usted piensa que está “simplemente jugando” con el pecado, por favor sepa esto, el pecado lo llevará más lejos de lo que usted quiere ir, lo mantendrá más tiempo de lo que usted quiere quedarse, y le costará más de lo que usted quiere pagar.


El está diciendo que si nosotros queremos ser libres de esto, algunas cosas en nuestras vidas tienen que salir, y debemos hacer cualquier cosa que sea necesaria


Algunas personas, en lugar de cortar las causas de pecado, quieren mirarlo fijamente en la cara y decirle “no”. Eso sería una verdadera victoria para ellos. Sin embargo, ese deseo de ser fuerte en lugar de ser puro, no producirá ninguna victoria


Suponga que lo amado se ha convertido en un pecado, o el pecado en amado. Suponga que no podemos quedarnos con aquello que es amado por nosotros, pero que será una trampa y un tropiezo; suponga que debemos desprendernos de él, o desprendernos de Jesucristo.


La tarea prescrita en ese caso es:


* Sáquese el ojo, córtese la mano y el pie, atormente a la tentanción, mátela, crucifíquela, sacrifíquela, no haga ninguna provisión para ella.


* Deje que los ídolos que han sido cosas deleitables, sean lanzados lejos como cosas detestables; persista en un distanciamiento de lo que es una tentación, aunque parezca agradable.


Cuando dejamos la situación que nos es causa de pecado podemos sentir como “si fuimos detenidos y mutilados” parece como si nos hubiésen quitado una parte del alma, el dolor y la angustia son insoportables, las noches eternas y las lágrimas como río.


“Pero todo esto es para vida; y todo lo que los hombres tienen, ellos lo darían por sus vidas: es para un reino, el reino de Dios el cual no podemos obtener por otro medio; estas mutilaciones serán las marcas del Señor Jesús, en ese reino serán cicatrices de honor.”
imagen3.jpg
El peligro de no hacer esto: O morimos al pecado o el pecado nos mata a nosotros.


“Si somos gobernados por el pecado, inevitablemente seremos estropeados por él; si queremos guardar nuestras dos manos, los dos ojos y los dos pies, vamos a ser lanzados con ellos al infierno.


“Nuestro Salvador a menudo acentúa el deber en nosotros, que consideremos los tormentos del infierno, a donde nosotros mismos nos estamos empujando si continuamos en el pecado. ¡Con que énfasis de terror esas palabras son repetidas tres veces aquí, su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables!


Palabras tomadas de Isaías 66:24. (1.) Las reflexiones y los reproches de la propia conciencia de los pecadores es el gusano que no muere; qué se pegará al alma condenada como los gusanos lo hacen al cuerpo muerto, y se alimentan de él, y nunca lo abandonan hasta que todo es consumido.


Cómo aborrecí el consejo! El alma que es comida por este gusano, no muere; el gusano se reproduce en ella, y ella en él, por consiguiente, ninguno muere. Los pecadores en condenación, eternamente serán acusados, condenados y reprendidos a sí mismos por sus propias necedades, de las que ahora mismo están enamorados, las cuales al final muerden como una serpiente, y pican como una víbora”. Matthew Henry

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s